Cinco claves para saber en quién confiar a la hora de elaborar tu estrategia online

El otro día respondí a un lector  que comentaba sobre el post Tener o no tener web y en el que se preguntaba cómo se puede saber que se está eligiendo la mejor opción para acompañarte en tu aventura online.

Me gustaría conocer la opinión de todos pero, así a bote pronto y a grandes rasgos, se me ocurrieron cinco puntos a tener en cuenta:

Conocimiento y experiencia

Busca agencias o profesionales con experiencia en el mundo online, con experiencia en tu sector y, si es posible, con experiencia en diferentes puntos de vista dentro de tu mismo sector. Pero, ojo, tener experiencia y mil clientes, no significa necesariamente que la agencia sea una garantía de éxito, no porque no sea buena, sino porque quizás no es para ti. Agencias muy grandes donde tú representas muy poco quizás no te cuiden como te gustaría. Agencias que se mueven bien pero que se limitan a subcontratar todos los servicios, es posible que no sean capaces de centrarse únicamente en el valor añadido y busquen rentabilidad. Agencias o profesionales pequeños que sólo busquen el corto plazo, no te van a dar compromiso ni garantías.

Creatividad e innovación

La creatividad no te la proporciona ninguna plataforma existente, no hay plantillas para la creatividad, y es precisamente, con creatividad la única manera en la que podemos diferenciarnos. Creatividad no es lo mismo que diseño. Ser creativo va más allá que poner una web bonita, empieza con la estrategia y pasa por la ejecución, de la web, de la promoción online y de todas las tácticas y, por supuesto, las tácticas en sí mismas.

Valor añadido

Hoy día escasea bastante de esto, y no digamos ya de valor diferencial. La cosa es que muchas agencias grandes y también pequeñas sitúan su valor añadido en el diseño, en una web impecablemente bonita o en la parte más tecnológica, por ejemplo, y descuidan lo más importante que es entender tu necesidad y darte una solución construida en base al estado del arte actual, es decir, en base a lo que hay ahí fuera. ¿Crees que si pensamos en desarrollar una web corporativa o una tienda online, el valor añadido está en la tecnología subyacente? No, el valor añadido está en hacer que funcionen las cosas. Es decir, que la web corporativa te dé una buena presencia en internet o que la tienda online venda y venda mucho.

Compromiso

Las estrategias no son churros que se venden al peso. Una estrategia requiere antes, durante y después. Antes, para que nos lleve a donde queremos ir, durante para llevarla a cabo y después para medirla y mejorarla. Como no es cosa de un día, no podemos no contar con una agencia comprometida con nosotros y que tenga fe en la estrategia que se ha definido. Además, el mundo cambia y la estrategia puede que necesite ser ajustada durante su ejecución, por eso necesitamos a alguien que esté al lado en todo momento.

Capacidad para escuchar y entender al cliente

Hay agencias y profesionales que son capaces de entender tus necesidades y de ponerse en tu piel y en la de tu cliente. No te van a hablar “en lenguaje friki” aunque por supuesto, podrían y esto es muy importante. Las grandes agencias llevan a las primeras reuniones a consultores que entienden mucho de negocio pero luego te encasquetan a cuatro pobres informáticos que, difícilmente, van a dar en el clavo con tus necesidades y requisitos.

Sé que cada uno tendrá su opinión, y que ésta variará mucho dependiendo de en qué lado estés, en el de la agencia o en el del cliente, pero todos estaremos de acuerdo en que aunque no es fácil escoger, sí es obligado tener a alguien que te ofrezca compromiso y confianza pensando en el medio y largo plazo.

Fran Madrigal - Experto en Marketing Online y Comunicación Digital. Todos los derechos reservados.